llegar a malmo

Cómo llegar a Malmo

Llegar a Malmo desde España es realmente sencillo tanto volando al aeropuerto de Copenhague como en las líneas de bajo coste que viajan al aeropuerto local. Desde el aeropuerto de Malmö hasta la ciudad hay una distancia relativamente corta y las comunicaciones son bastante buenas.

La proximidad de Copenhague y Malmo hace que a las dos se pueda llegar casi de la misma manera. La distancia por tren desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad sueca es sólo unos minutos superior a la que hay al centro de Copenhague. Por tanto, también es muy válida la opción para quien quiera llegar hasta allí de volar hacia Copenhague. El viaje posterior desde el aeropuerto de Kastrup hasta la estación central de Malmo no llega a la media hora.

Cabe la posibilidad de llegar a Malmo con SAS vía Estocolmo, con la que hay muy buenas comunicaciones aéreas. Sin embargo, además de ser más caro, el viaje se prolonga innecesariamente, por lo que sigo aconsejando la opción de Copenhague. Otras opciones son las de las aerolíneas de bajo coste que tienen a Malmo Sturup como aeropuerto secundario para Copenhague.

Malmö tiene, además, mejores comunicaciones por tren y autobús con EstocolmoOslo y Goteborg que Copenhague y, desde el cercano puerto de Trelleborg, hay conexión marítima con Alemania y Polonia.

Llegar a Malmo desde Copenhague y otros puntos del sur de Suecia

Para viajar desde otros puntos de la región, la mejor alternativa es el tren. Los trenes que hacen el recorrido entre la localidad danesa de Helsingør y la sueca de Helsingborg, pasando por la estación central de Copenhague, el aeropuerto de Kastrup y la estación central de Malmo, salen cada veinte minutos durante el día y uno cada hora por la noche. Desde cualquier punto de la región del norte de la isla de Zelanda es fácil conectar con estos trenes.

El precio depende de la zona en la que se inicia el viaje, que sigue un sistema diferente al local. El mínimo es un viaje sencillo, entre Copenhague y Malmö y, de ahí sube progresivamente. Para quien viaje frecuentemente, es rentable un bono de cinco viajes de ida y vuelta en el día y, si alguien se traslada diariamente, el abono mensual es casi imprescindible, desde 2.200 coronas danesas al mes.

Para quien lo prefiera, hay también un servicio de autobuses entre Copenhague y Malmö, con mucha menos frecuencia que el tren, que en Copenhague sale de un lateral de la estación central y tiene varias paradas en la ciudad de Malmo.

Desde otras ciudades de la región de Skåne, el tren es también el medio más aconsejable, aunque dependiendo de la zona de la ciudad donde acabe el viaje igual compensa utilizar los autobuses interurbanos amarillos.

Alojamiento en Malmo

Para alojarse, recomiendo a quien tenga que desplazarse a la ciudad- y no a Copenhague-, que se quede en alguno de los hoteles de Malmo. Sólo si se está de visita en la capital danesa y se piensa realizar una excursión corta a la ciudad conviene alojarse allí. Si no, en Malmö existen muchos y muy buenos hoteles por precios que, generalmente, son algo más bajos que los de Copenhague.

Además, la ciudad no tiene nada que envidiar en el ritmo de vida de la vecina danesa, por lo que no se pierde calidad de vida. Es también una buena base para quien quiera hacer otras excursiones por la zona sur de Suecia o adentrarse en el país.

Artículos relacionados